Tu Casa Sobre la Roca - Episodio 008 

La nieve nos dejo a muchos sin luz, con frío, sin poder ir a trabajar, pero no sin enseñanzas. 

Hola, mi nombre es Mario Díaz, uno de los pastores de la iglesia El Monte en Stafford, Virginia. 

La tormenta de nieve que pasamos recientemente tumbo un gran numero de arboles cerca de mi casa. Aunque yo no sufrí tanto como otros en cuanto a la perdida de energía, como quiera estaba atrapado en casa, ya que los arboles habían bloqueado muchas de las carreteras pequeñas que dan hacia la calle principal aquí en Stafford. 

Pero otros arboles permanecieron como si nada. Grandes y pequeños, con muchas ramas o pocas. La diferencia entre los arboles que permanecieron y los que se cayeron no estaba en lo que se ve a simple vista, sino en lo que estaba debajo de la tierra. El terreno donde se están forjando las raíces. En los firmamentos. 

Pensar en esto me acordó que habíamos discutido este tema aquí en la radio, hablando de aquella canción donde cantamos de poner a Cristo como nuestro firmamento.  Esta idea viene de un pasaje en el que Jesús lo explicó hermosamente. El pasaje se encuentra en Mateo 7, comenzando en el verso 24. 

Jesús dijo que aquel que oye sus palabras y las pone en práctica es “como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca.  Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.” A ese grupo Jesús lo contrasta, no con aquellos que no han escuchado de sus palabras, sino con los que oyen sus palabras y no las ponen en práctica.  A esos los compara con “un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, soplaron los vientos y azotaron aquella casa. Esta se derrumbó, y grande fue su ruina.” 

Jesús nos deja con una exhortación a ser como el hombre prudente que construye su casa sobre la roca. Esa roca es Cristo Jesús. 

Para ser aún mas claro, la exhortación es entonces as ser “hacedores de la Palabra, y no tan solo oidores,” como dice el Apóstol Pablo en Santiago 1:22. 

No es suficiente que estemos de acuerdo con lo que Dios dice en Su Palabra. Muchos de nosotros hemos vivido por muchos años, creyendo en Dios y acordando de que sería bueno ir a la iglesia y hacer las cosas como Dios manda, pero la realidad es que no hemos tomado los pasos necesarios para pasar de oidor a hacedor. 

Y te quiero invitar a que tomes ese paso empezando ya el 2022. Los principios de la Palabra de Dios van a enriquecer tu vida de una manera tan palpable, que descubrirás un amor y una paz genuino, como nunc antes haz experimentado. 

¿En que estas construyendo tu casa—tu vida? ¿En tu carrera profesional? ¿En los deportes? ¿En la política? ¿En que estas construyendo tu casa? ¿En que estas invirtiendo tu tiempo y tu talento? ¿En lo temporero? 

Jesús nos ofrece algo mucho mejor. Nos ofrece una inversión que nos traerá frutos eternales. Construye to casa en Cristo. Búscale en Su Palabra y encontrarás que cuando vengan las tormentas de la vida, vas a poder permanecer firme. 

Pues Él esta contigo. 

Si quieres empezar en ese camino recto, y quieres establecer tu vida en la Roca que es Cristo Jesús, te invito a que te unas con nosotros este y todos los domingos a las 2 de la tarde en la Iglesia El Monte, localizada en la 65 Toluca Rd. en Stafford, Virginia. 

Para mas información búscanos en nuestra página de Facebook como Iglesia Monte Ararat. 

Que Dios te bendiga a ti ya tu familia.

3 comments

Add comment