Aliento Espiritual

Nunca Fallará 007  

Escucha bien. Pues me gustaría compartir contigo hoy, la mejor decisión de mi vida. 

Hola Pastor Mario por aquí, uno de los pastores de la Iglesia El Monte en Stafford, Virginia. 

Estamos empezando el año en la iglesia con un canto nuevo que se llama “Mi Firmamento (Jamás),” originalmente escrito por Cody Carnes y Chandler Moore de Maverick City. Es una de esas canciones con una letra simple, pero tan profunda, que no ha dejado de merodear en mi mente, mi corazón y mis labios desde el primer día que la escuché. La letra revela la mejor decisión de mi vida. 

Como nota al calce, Pastor Yayo y yo escuchamos la canción por primera vez, en vivo, cuando fuimos a ver a Maverick City Music en concierto ahí en el Eagle Bank Arena en la Universidad de George Mason. La canción no había sido lanzada todavía. Era la primera vez (creo) que la cantaban en publico. Y, por supuesto, era la primera vez que yo la escuchaba, pero el impacto fue increíble. El estadio entero adoraba mientras meditábamos en esa letra. Esa misma noche le dije a Pastor Yayo y a los demás que estaban con nosotros que tendría que traducir esa letra y empezar a cantarla en El Monte. El coro dice: 

Cristo es mi firmamento 

Mi ancla en el mar 

Cuando todo a mi lado tiembla 

O, cuan feliz estoy 

Que puse mi fe en Cristo 

Pues no decepcionará 

Confiable desde el principio 

¿Cómo me ha de fallar? 

Jamás 

Seguir a Cristo ha sido simplemente la mejor decisión de mi vida. Nada es perfecto en esta vida, pero Dios, lo es. Nunca, nunca me ha fallado. Todos los demás si. Pues claro, si son hombres igual que yo. 

Ese hecho (esa verdad) de que Dios jamás fallara se repite varias veces en la canción, y bueno, se ha quedado en mi corazón en esta temporada como un hermoso recordatorio de lo que Dios ha hecho en mi vida y como una dulce inspiración a confiar en Él cuando enfrento alguna situación difícil. Dios nunca me ha fallado antes, no va a fallarme ahora tampoco. No esta en su naturaleza. Él tiene la autoridad y el poder para cuidar de nosotros. 

Hay un concepto en inglés que le llaman “buyer’s remorse.” No se si lo conoces por ese nombre, pero de seguro lo conoces por experiencia. Describe ese sentimiento cuando compramos algo, pero nos arrepentimos después de haberlo probado.  Compras un televisor y luego, dices debí haber esperado por aquel otro. Mi esposa a veces quiere ir a cambiar un articulo de ropa que ella misma compró. Es muy común este sentimiento. Nos da remordimiento de que tomamos la decisión incorrecta. 

Pero mi experiencia en cuanto a mi decisión de seguir a Cristo ha sido todo lo contrario. Nunca me ha dado “buyer’s remorse” en cuanto a Jesús. No me cabe duda de que es la mejor decisión de mi vida. 

Todavía hoy, unos 32 años después de esa decisión, cuando estaba en mi séptimo grado, sigo sintiendo afirmación, en vez de remordimiento. Paz en vez de ansiedad. Gozo en vez de agonía. Todo eso lo he sentido al caminar con Cristo, por encima de las circunstancias temporeras. En los momentos difíciles, cuando yo he cometido algún error que me condena y ha tenido repercusiones muy dolorosas, la esperanza de que mi Padre me va a ayudar a salir de alguna manera, nunca me ha abandonado. Y como ya dije, nunca me ha fallado. 

Esa   esperanza puede ser tuya también, hoy mismo, en este mismo momento. Solo pon tu mirada en Aquel que tiene el poder y la autoridad para perdonar tus pecados, restaurar tu vida y sostenerte en sus brazos por el resto de tus días. 

Si quieres tomar esa decisión de seguir a Jesús, te invito a que vengas a nuestra iglesia este domingo a las 2PM. Me encantaría hacerte compañía en esta travesía.  Estamos localizados en la 65 Toluca Rd, en Stafford, Virginia. Para mas información visita nuestra página en Facebook. Nos encontrarás como Iglesia Monte Ararat--  imonteararat.

El Dios Soberano 006  

¡Feliz año 2022! Pastor Mario por aquí, representando a la Iglesia El Monte en la 65 Toluca Rd. en Stafford, Virginia. 

Y estoy de celebración, no tan solo por el nuevo año, si no también por que mi esposa y yo cumplimos 20 años de matrimonio esta semana. Que bonito es parar y reflexionar en lo bueno que es Dios. 

Es interesante cuando hacemos esto porque nos damos cuenta que los tragos amargos que la vida nos da, al final hacen nuestra relación (esa conexión interpersonal, esa intimidad de amor entre esposo y esposa) aun más dulce. 

Aquellos que juegan deportes, quizás han experimentado ese crecer entre compañeros de juego, después que pasan una temporada difícil, donde batallaron juntos y sobrepasaron obstáculos difíciles. Al final, son un mejor equipo, después de haber pasado esa experiencia. 

Multiplica eso por muchos dígitos cuando estamos hablando de la carrera de la vida y los riesgos son muchos mayores, con cuatro niños por el medio y tantas otras responsabilidades. 

Pero la esperanza para las personas, y para una pareja que pone su mirada en Cristo son aún mayores. No es la experiencia compartida, sino la garantía que tenemos de un Dios Soberano (eso significa que esta en control de todo, por encima de lo que vemos a simple vista) que nos promete cuidarnos hasta el fin de nuestros días. 

Romanos 8:28 lo dice de esta manera: 

 “Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.” 

¡Que hermosa promesa! ¿No? Todas las cosas obran para el bien de los que aman a Dios, los han sido llamados de acuerdo con su propósito. 

Y tu me preguntarás, y ¿como se si he sido llamado? Pues, para eso mismo me ha enviado Dios a servirte mediante estas ondas de radio. Para llamarte a su gran amor, a que pongas tu confianza en su soberanía. 

Que acabamos de leer, dispondrá todas las cosas para tu bien. Así que puedes tener paz. La situación difícil por la que estas pasando, Dios la va a utilizar para tu bien. La relación que parece no tener solución puede tomar nueva vida cuando ponemos nuestra confianza, no en lo que nos dice la gente, sino en Aquel que nos ama incondicionalmente. Nuestro Dios. Nuestro Señor, Jesús. 

Como funciona esto, pues la vida de José en el libro de Génesis es un buen ejemplo. José pasó por mucho en su vida, fue traicionado por sus hermanos que lo vendieron como esclavo a unos Egipcios. Cuando prosperó como esclavo, lo acusaron injustamente y termino en la cárcel. Pero como ayudó a otros en la cárcel, de allí lo saco Dios para que ayudara al Faraón, interpretando su sueño, y terminó siendo el segundo al mando. Y no tan solo eso, sino que Dios usó su posición para que el pudiera salvar a su familia y a todo el pueblo de Israel de una eses de comida que los hubiera matado a todos. 

Cuando José confronta a sus hermanos después de todo eso, ellos tienen miedo, lógicamente, después de lo que le hicieron. Pero José les revela el secreto del Dios Soberano. Les dice, —No tengan miedo ¿Puedo acaso tomar el lugar de Dios? Y luego escucha bien lo que les dice en Génesis 50:20, “Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente. Así que, ¡no tengan miedo! Yo cuidaré de ustedes y de sus hijos.” 

Amigo o amiga que me escuchas, Dios puede transformar todo aquello que parece un mal en tu vida, para tu bien. Tan solo pon tu confianza en el. 

Te invito a que vengas y visites nuestra Iglesia El Monte este domingo para que descubras esta esperanza. Nuestro servicio comienza a las 2 PM. La dirección nuevamente es la 65 Toluca Rd. en Stafford, Virginia. Para mas información, visita nuestra página de Facebook como Iglesia Monte Ararat, imonteararat. 

Te espero el domingo.

Ven a Ver - 005  

Compartir una palabra de vida y aliento por aquí en la radio es un reto ya que te quiero hablar de cosas que son de las experiencias mas dulces que podemos tener como seres humanos. Pero ¿cómo expresar los innumerables placeres espirituales que Dios tiene para nosotros tan solo con palabras humanas? 

Hola mi nombre es Mario Díaz, uno de los pastores de la Iglesia El Monte en la 65 Toluca Road en Stafford, Virginia. 

¿Alguna vez te has comido un plato que te voló los sesos, dicen los jóvenes? Que estaba simplemente riquísimo. Cuando nos pasa eso queremos que los que están a nuestro lado lo prueben. Si estas con tu esposo o esposa, le dices, “tienes que probar esto.”  Si fue en un restaurante, cuando te encuentras a un amigo días después le dices, tienes que ir a tal y tal sitio a probar ese plato que te dejo anonadado. 

Lo puedes describir como mejor puedes, pero sabes que no le puedes hacer justicia. 

Pues así es el amor de Dios. 

La Palabra de Dios misma, las Biblia, nos invita en el Salmo 34, verso 8, a probar y ver “que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian,” nos dice. 

Te puedo contar lo que ha hecho en mi vida. Dios a sido mas que bueno. Me rescato del lodo del pecado, me dio un propósito, me regaló una conciencia limpia. Me libro del orgullo y las expectativas del mundo. Cambió los deseos de mi corazón para curarme de los deseos carnales. Me dio una esposa que me apoya incondicionalmente, cuatro hijos hermosos. Y innumerables bendiciones. 

Nunca me ha dejado solo. En los momentos mas dolorosos y oscuros—y créeme que hemos tenido muchos—me ha guiado milagrosamente, consolándome y dando me paz, hasta llevarme a pastos mas frondosos que los que dejaba atrás. 

Pero las palabras faltan—no le hacen justicia—al amor y el cuidado que Dios le da a los que le siguen. Tienes que probar por ti mismo. 

En el primer capitulo de Juan se cuenta una historia similar, en la cual Felipe, uno de los discípulos de Jesús va en busca de Natanael (otro que terminaría siendo uno de los 12 discípulos también). “Felipe buscó a Natanael y le dijo: —Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, el hijo de José, aquel de quien escribió Moisés en la ley, y de quien escribieron los profetas. 

 —¡De Nazaret! —replicó Natanael—. ¿Acaso de allí puede salir algo bueno?” 

Felipe tiene el mismo problema del que hablamos. Las palabras no le hacen justicia a Jesús. Le dijo que era aquel de quien escribió Moisés y del que profetizaron los grandes maestros de la antigüedad. Natanael sabe las historias, que Isaías hablaba de un Salvador que abría de venir. Pero ahora las palabras, no tan solo faltan, sino que se interponen. Se queda estancado, decimos en Puerto Ricon, en el hecho de que Jesús viene de un sitio no muy impresionante, de Nazaret. ¿Puede algo bueno salir de Nazaret? 

Felipe puede contestar. La respuesta es, “si.” Pero hay algo aún mejor. “Ven a ver,” le dice. 

Ven a ver. 

Esa es mi invitación para ti hoy también. Ven a ver. Ven y prueba que Dios es bueno. Los que se refugian en el son dichosos. Decide seguir a Jesús hoy, y experimentarás la incomparable dulzura de su amor. 

Y si quieres saber mas acerca de como seguirle, nos encantaría hablar contigo y ayudarte. Así que ven y visítanos este y todos los domingos a las 2PM en la 65 Toluca Rd en Stafford Virginia. Somos la iglesia El Monte, pastoreada por el Pastor Yayo. Nos puedes encontrar en Facebook como Iglesia Monte Ararat, imonteararat. 

¡Bendiciones!

Pesebre del Corazón - 004  

¿Cuántos han visto "The Chosen" (Los Escogidos)? 

Es una serie moderna de la vida de Jesús vista a través de sus discípulos. Mi familia y yo fuimos a ver su mas reciente episodio, que cuenta la historia de la Navidad, al cine, y me recordó el lado práctico del pesebre. 

Hola mi nombre es Mario Díaz, uno de los pastores de la Iglesia El Monte en Stafford, Virginia, localizada en la 65 Toluca Road. 

El Evangelio de Lucas es el libro de la Biblia que nos cuenta esa hermosa estampa de María y José trayendo al niño Jesús al mundo en un pesebre. 

Lucas 2 nos cuenta que José, que era descendiente del rey David, subió de Nazaret, en Galilea, a Belén en Judea junto a su esposa María (que estaba en cinto, por supuesto) para inscribirse en el censo que había decretado Augusto Cesar. 

Luego nos dice que mientras estaban allí, se le cumplió el tiempo para que viniera el niño. “Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.” 

Esa escena de María entrando al pesebre junto a su amado José es muy impactante. Imagínatelo. Este no es un ambiente completamente sanitario como muchos de nosotros llegamos a este mundo en un hospital. Este es un lugar para animales. 

Lo primero que se me ocurre es el olor. Ustedes saben como se comportan los animales. Son muy libres en cuanto a ir al baño se refiere. En el episodio de The Chosen, José le dice a María que se encargue de la cuna en lo que el le da una barrida al espacio donde iban a estar. 

A eso es a lo que me refiero con el lado práctico del pesebre. Este es un lugar sucio—no es ideal. No es placentero. No es limpio. No está recogido. 

Y lo mas impresionante es pensar que tampoco es un lugar escogido al azar. Este fue el lugar que Dios en su infinita sabiduría escogió para traer al mundo al rey de reyes y Señor de Señores. 

A este es el lugar que los magos con todo su apogeo y sus recursos. Si recuerdan los magos traen regalos de oro, incienso y mirra. Esto fueron magos que se codeaban con la realeza. Si se acuerdan ellos obtuvieron una audiencia con Herodes el Grande en su palacio, antes de ira a visitar a este bebé, y ahora lo encuentran aquí, en este establo apestoso. 

¿Te imaginas sus caras? 

Ese fue el plan de Dios. Y tengo un buen amigo que me recordó que, así como el Salvador llego al establo en esas condiciones, así también viene a nuestros corazones. 

Perdonen la expresión, pero nuestros corazones a veces también apestan. Nosotros sabemos que tenemos cosas dentro de nosotros que también hay que barrer para preparar la llegada de nuestro redentor. 

Y Dios, en su plan perfecto, trayendo a Jesús al mundo en estas circunstancias, nos recuerda que el nos ama tanto que no importa la condición de nuestros corazones, el tan solo quiere que le demos cabida en nuestro pesebre cardiovascular. 

Yo se que hay personas que te han dicho que tu tienes que cambiar tal y tal coza antes de poder venir a la iglesia y seguir a Jesús. Pero quiere que veas en esta estampa de navidad que esa no es la realidad que Jesús te presenta. 

El quiere venir a morar en ti tal y como estas. Por que ¿sabes que? El sabe que muchas veces nosotros no tenemos ni las fuerzas para cambiar lo que tenemos que cambiar. Pero El es nuestra fuerza. 

Así que ven a Jesús. Ábrele la puerta del pesebre de tu corazón esta Navidad y deja que el haga la obra que quiere hacer. Te aseguro que experimentaras su paz y su amor como nunca antes. 

Y ven también, tal y como estas, a compartir con nosotros en El Monte. Queremos caminar contigo mientras seguimos a Jesús. 

Domingos a las 2PM, 65 Toluca Rd, en Stafford, Virginia. Tambien nos puedes buscar por Facebook como Iglesia Monte Ararat, imonteararat. 

¡Que Dios te bendiga!

Blanca Navidad 003  

Se acuerdan de aquella canción tradicional de Navidad, “Oh blanca Navidad…” White Christmas, en ingles. Creo que Luis Miguel tiene una versión en español muy bonita. 

Hay algo muy dulce en esa estampa mañanera con las casas y los arboles vestidas de blanco, ¿no? 

Hola, soy el Pastor Mario Díaz de la Iglesia El Monte en Stafford, Virginia, localizada en la 65 Toluca Rd. 

Es interesante como los colores pueden provocar en nosotros ciertos sentimientos u emociones. El blanco, como en la nieve de la que hablábamos en Navidad (así antes de que nadie la toque) nos da ese sentimiento de paz y tranquilidad. De pureza, limpieza y honestidad. 

Nos da ganas de quedarnos en casa, cafecito en mano, para descansar. 

La Palabra de Dios, la Biblia, hace uso de este tipo de imágenes vivas también, con el propósito de evocar en nosotros realidades espirituales que debemos entender. 

En el primer capítulo de el libro de el profeta Isaías, Dios le da un mensaje al pueblo de Israel que nos revela el carácter de Dios y que también apunta a el momento que estamos viviendo ahora, La Navidad—el nacimiento de El Mesías. 

Mira lo que dice el profeta en el versículo 18 del libro de Isaías: 

»Vengan, pongamos las cosas en claro 
    —dice el Señor—. 
¿Son sus pecados como escarlata? 
    ¡Quedarán blancos como la nieve! 
¿Son rojos como la púrpura? 
    ¡Quedarán como la lana! 

Esa palabra escarlata a quedado un poco fuera de uso, pero se refiere a ese rojo intenso— un rojo vivo, quizás diríamos hoy. Otras versiones lo traducen como carmesí. Es un color que en aquella época se asociaba con los textiles, con vestimentas caras y de muy alta calidad. Que llamaban la atención y demandaban cierto tipo de reverencia. 

Entonces Dios en este pasaje invoca esta imagen para provocar en nosotros ciertas emociones—cierta seriedad, urgencia o importancia hacia el tema. Aunque nuestros pecados fueran así de intensos, como el rojo vivo. 

El rojo es apropiado, porque la paga del pecado es muerte (nos dice Romanos 6:23). Si recuerdan el Antiguo Testamento, los sacrificios que envolvían tanta sangre, se establecieron para lidiar con el pecado. 

Pero Dios nos dice en esta palabra que aunque estés completamente cubierto de pecados, aunque tus pecados sean tan rojos como (piensen en sus equipos de fútbol rojos- siempre hay uno, ¿no?) en El Salvador tienen un club “Los Rojos” creo, en Guatemala también, en México están Los Tiburones Rojos de Veracruz y hasta las Chivas se conocen por ese rojo vivo en su uniforme. 

Aunque tu vida este manchada de un pecado tan rojo como ese, puedes ser tan limpio como la nieven en esa mañana de Navidad. 

Yo se que es difícil de creer. Cualquiera que ha mezclado los colores, con los blancos en la lavadora sabe que todo sale dañado. 

Hace falta un milagro. Y eso precisamente es lo que Dios nos envió en la Navidad. A ese niño en el pesebre era lo que se refería el profeta. Por el es que nuestros pecados, tan rojos como escarlata pueden ser limpiados para quedar blancos como la nieve. 

A lo que se refiere es que ese niño Jesús, no vino para quedarse niño. El vino para ser condenado por nuestros pecados y pagar el precio en la cruz. Para lavar el rojo de nuestras vidas y traernos esperanza. 

¿Esperanza de que? La esperanza de poder ser libres en el día del juicio. 

No se a cuantos de ustedes les han dado un a multa por estar guiando muy rápido. Hay que ir frente al juez, y sabemos que no tenemos escusa. Rompimos la ley. Y ¿que nos va a pasar si no tenemos como pagar la multa? 

Ahora imagínate que alguien viene y paga la multa por ti. Entonces, el juez puede con toda justicia dejarte libre. La multa ha sido pagada. Eres libre. 

Ese es el milagro de la Navidad. ¡Definitivamente hay que celebrar! 

Y nos gustaría que vinieras a celebrar con nosotros en la Iglesia El Monte en la 65 Toluca Road en Stafford, Virginia. Este domingo (Diciembre 26) estaremos en línea solamente. Búscanos en nuestra página de Facebook. El nombre completo es Iglesia Monte Ararat (imonteararat es la dirección de facebook). Pero ya el próximo domingo, Enero 2, nos volvemos a reunir en linea y en persona a las 2 de la tarde, nuevamente, en la 65 Toluca Road en Stafford. 

Asi que de parte del Pastor Yayo, Pastor Mario, su servidor y nuestra hermosa familia de El Monte que tengan una ¡Feliz Navidad!

Re-Enciende Tu Llama 002  

Puerto Rico es una pequeña isla en el Caribe. El clima es tropical—caliente todo el año. Así que nos costo un tiempo a mi familia y a mi acoplarnos al invierno aquí en Virginia.  Se pone 60 grados y ya yo saco mis abrigos. 

Los que vienen del norte se ríen por que este frío no es nada para ellos. 

Feliz Navidad a todos, mi nombre es Mario Díaz y soy uno de los pastores de la Iglesia El Monte, localizada en la 65 Toluca Rd. en Stafford, VA. 

Una de las cosas que he aprendido aquí es a hacer un fuego bueno. Ya sea en la chimenea o en una fogata afuera, hay una ciencia detrás de manejar el fuego. Para mi, es como un arte. 

Una de las cosas que hay que regular es el aire. A veces cuando la madera esta débil y parece que el fuego se va a apagar, solo hay que abrir un poco para que le entre el aire y esa madera que parecía ya gastada, recobra fuerzas y se enciende nuevamente para regalarnos su calor, que tanto nos agrada. 

Mientras meditaba en eso el otro día, recordaba como en nuestras vidas a veces nosotros nos sentimos así también. Como esa madera desgastada ya. Los golpes de la vida a veces son tan fuertes y en ocasiones tan continuos que sentimos que nuestro espíritu se esta apagando. 

Y si tu te sientes así en este invierno, después de este año tan difícil, me gustaría hoy hablarte de un viento que puede darte nueva vida. 

La Palabra de Dios, la Biblia, nos cuenta la historia del encuentro de Jesús con un fariseo (un maestro de la ley judía) que se llamaba Nicodemo. Lo puedes leer en el Evangelio de Juan, capítulo 3. 

Jesús cambió la vida de Nicodemo permanentemente cuando le dijo que tenía que nacer de nuevo para ver el reino de Dios.  Nicodemo quedo atónito. ¿Cómo que nacer de nuevo? ¿Yo no puedo volver al vientre de mi madre?, le dijo. 

Nicodemo se enfocaba en el nacer físico, mientras que Jesús le hablaba de una verdad aún más profunda. Una verdad espiritual. 

“Lo que nace del cuerpo es cuerpo,” le respondió Jesús, “lo que nace del Espíritu es espíritu.” 

Y aquí es a donde llegamos a la parte más interesante. Jesús le dice, “El viento sopla por donde quiere, y lo oyes silbar, aunque ignoras de dónde viene y a dónde va. Lo mismo pasa con todo el que nace del Espíritu.” 

Quizás te sientes cansado o cansada hoy. Gastado, desconsolada. Como que ya diste todo lo que tienes dentro y ahora te sientes que ya tu fuego se apaga… 

Escucha la voz de Jesús entonces. No esta todo perdido. Tu tienes mucho más que dar. Tan solo tienes que abrir la puerta de tu corazón para que entre la brisa del Espíritu de Dios a tu vida y todo puede cambiar. 

El Espíritu Santo puede re-encender la llama de tu corazón para que tu espíritu se encienda como nunca antes, y des ese calor tan confortante a todos los que estén a tu alrededor. 

Oro, en el nombre de Jesús, que sientas esa brisa en tu vida esta Navidad. 

No o me quiero ir sin invitarte a compartir con nosotros en la Iglesia El Monte todos los domingos a las 2PM en 65 Toluca Rd. Stafford, VA. Para más información, busca nuestra página de Facebook imonteararat, todo en una palabra así, imonteararat. 

Espero verte.

Esperanza de la Navidad - 001  

Es Navidad, un tiempo de alegría, paz y felicidad. 

O eso nos dicen... 

Pero ¿por qué no lo siento en mi vida? 

Hola a todos, mi nombre es Mario Díaz y soy uno de los pastores de la Iglesia El Monte, localizada en la 65 Toluca Rd. en Stafford, VA. 

A mi me encanta la Navidad. Las luces en los balcones, los arboles decorados, las familias y amigos visitando. Es cierto que extraño las parrandas y el lechón en la vara de Puerto Rico, pero bueno, por ahí me las invento con mi familia de El Monte. 

La que si me intriga es por qué no podemos sostener esa paz y alegría que a veces sentimos en nuestro corazón. ¿Por qué se nos escapa de las manos, como arena entre nuestros dedos? 

¿Será qué podemos hacer algo para minimizar la inestabilidad emocional de nuestros corazones? 

Yo creo que sí. Si pudiéramos logra entender mejor nuestra humanidad y descubrir nuestro propósito, esto estabilizaría nuestra perspectiva de manera que la fe y la esperanza nos servirían de ese aliento espiritual continuo que podría cambiar tu vida. 

La Palabra de Dios, La Biblia, nos dice que nosotros fuimos creados a imagen y semejanza de Dios para buenas obras. Lo puedes leer en el primer capítulo de Génesis y en Efesios2:10. No se si lo captaste, pero fuiste creado, para buenas obras. 

Así que nosotros somos obreros, productores, servidores… por eso dicen que es mejor dar que recibir. Dar, concuerda mejor con tu naturaleza, con tu propósito. 

Pero, es cierto, nosotros pecamos y nos alejamos de ese propósito de Dios para con nosotros, así que nuestra visión no es clara y esto complica las cosas un poco. 

En 1 Corintios 13:12 la Palabra nos dice que “Ahora vemos todo de manera imperfecta, como reflejos desconcertantes, pero luego veremos todo con perfecta claridad. Todo lo que ahora conozco es parcial e incompleto, pero luego conoceré todo por completo, tal como Dios ya me conoce a mí completamente.” 

Esa es la esperanza en la que puedes descansar hoy. La Navidad nos recuerda, no tan solo un niño en un pesebre, sino también un Salvador en La Cruz. Ese niño Jesús también tenía un propósito. Vino a pagar por nuestros pecados. 

Fue crucificado y enterrado, pero resucito al tercer día, abriéndonos el camino al Padre. Para que donde Él está nosotros podamos morar también. 

Si pones tus ojos en la esperanza que es Jesús, las circunstancias transitorias de la vida no tendrán el impacto que tienen hoy día en tu vida. Tus circunstancias no te definen. Tu pasado no te define. 

Si pones tu fe en Cristo esta navidad, hay una promesa, una esperanza que nada ni nadie te puede quitar. Mira como lo dice 1 Juan 3:2: 

“Queridos amigos, ya somos hijos de Dios, pero él todavía no nos ha mostrado lo que seremos cuando Cristo venga; pero sí sabemos que seremos como él, porque lo veremos tal como él es.” 

Todo lo que te esta trayendo ansiedad ahora mismo va a pasar. Tu lo puedes sobrepasar. No pierdas esperanza. 

Puedes estar tranquilo. Puedes tener paz. Puedes tener alegría. Con parranda o sin parranda. En tu país o fuera de tu país. 

Cristo vive y reina, y tu puedes deleitarte hoy mismo en que un día morarás con Él y le conocerás tal y como Él te conoce a ti. Él fue quien te creó tal y como eres. Con un propósito. Y te ama. 

Que Dios te cuide y te bendiga hoy y siempre. 

Y te invito a compartir con nosotros en la Iglesia El Monte todos los domingos a las 2PM en 65 Toluca Rd. Stafford, VA. Me encantaría conocerte. Para más información, busca nuestra página de Facebook imonteararat, todo en una palabra asi, imonteararat. 

Bendiciones.